La Depresión.


El estado de ánimo de todas las personas es lo más variable que pueda existir; unas veces chicaestamos contentos, otras tristes y en ocasiones saltamos de la alegría a la tristeza sin darnos ni cuenta  y gritamos a los cuatros vientos  “estoooooy deeepreeesiiivooooo”

No debemos confundir momentos de tristeza o de aburrimiento con la depresión. Todos podemos sentirnos aburridos porque nos negaron algo que queríamos o tristes porque rompimos con alguien muy importante para nosotros y no necesariamente es depresión.

La depresión es una enfermedad y debe ser diagnosticada y tratada inicialmente por un médico. Es muy peligrosa y si no se diagnóstica a tiempo puede terminar en suicidio.  

Es suicidio está entre los tres más frecuentes tipos de muerte en el mundo en jóvenes entre  los 15 y 44 años de edad.

Según La Organización Mundial de la Salud (OMS) la media  de suicidios en el mundo es de 900.000 personas al año y estadísticas  entregadas por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia, 948 personas se quitaron la vida. De estos 180 eran mujeres mientras que los hombres alcanzaron la cifra de 768 y todo esto durante el primer semestre del año 2013.

Así que cuando vuelvas a decir que estás deprimido ten cuidado porque esta  afección cerebral, por lo general, va acompañada de sentimientos de autodestrucción y lo peor es que en el momento de sentirlo, parece que es la mejor obra que podríamos realizar en la vida.

Si sientes que tus habituales amigos ya no son divertidos, si la música que te gusta ya no te mueve, si no te parece una nota estrenar y salir con alguien que te guste, entonces podrías ser un paciente depresivo y necesitas ayuda médica, de paso la Riso-terapia es el mejor aliado del médico en estos casos. 

maganderson@maganderson.com

maganderson@maganderson.com

¡Y si acaso ya estas pensando en suicidarte, recuerda que la muerte es para toda la vida!

¡Separa ya tu entrada!

Enfoque de Servicio


http://www.maganderson.com

Actitud positiva

Todos los días al levantamos, nos bañamos, desayunamos, y luego buscamos a quien nos ayude a
solucionar nuestros problemas.

¿A quién llamaremos para que nos ayude con nuestras dificultades? No entendemos cómo, pero aun tratando de mostrar que estamos bien, la gente se entera que no es verdad.

¿Y cómo se enteran? Ya te explico. 

¿Has escuchado hablar de comunicación no verbal?
¡Muy bien! Supongo entonces que tienes claro que ésta es la acción de decir cosas con todo menos con tu voz. ¿Hasta ahí estamos? Analiza esto: “comunicamos con todo nuestro cuerpo menos con la voz”. Esto quiere decir que adoptamos una forma algo distendida. Los hombros caídos, la mirada perdida, la lengua lenta, enredada y muchas ganas de estar sentado, o acostado.
Es en este estado que nuestra voz cambia de color, por decirlo de alguna forma. He aquí una especie de contradicción. argumentas que estás muy bien pero tu cuerpo está enviando una información distinta al celebro, una sensación de malestar y es ahí donde nuestro interlocutor descubre que no estamos tan bien.
Es necesario tener cuidado en este momento, porque podrìas caer en manos de oportunistas.
Para evitarlo, te recomiendo: 

Sentarte con la espalda recta en un lugar tranquilo.
Sírvirte un vaso de agua
sin agotarte, respira muy natural, (profundo y lento)
búscate en tu mente, trata de imaginarte
permite que salgan palabras de tu boca, (preguntas y respuestas)
evitarás a toda costa palabras acusadoras. Sólo harás enunciados conciliadores y al terminar dirás:siento haberme equivocado, perdóname por no haberlo visto antes, te amo, porque siempre estás en mí y gracias, muchas gracias por haberme proporcionado este momento tan importante.

Respira de nuevo y sonríe. Posterior a ello, vas a un espejo y trata de notar como se encuentra tu estado de ánimo. Ríete y disfruta de todo lo que te ofrece la vida.
http://www.maganderson.com