Tagged: humorismo

 

¿Alguna vez has asentido que las cosas no van bien?

¿Alguna vez te has comparado con amigos, colegas o familiares y has notado que ellos han progresado más que tú?

Seguro algún día por pereza no te has vestido de la forma que te gusta, o peinado de la manera en que sientes mayor conexión contigo mismo o contigo misma y de seguro, por alguna casualidad de la vida, ese día te visitaron los clientes más importantes, te topaste con un amor platónico o, te sonó el teléfono y era tu jefe diciendo, “Necesito que se vaya urgente para la reunión del banco y me cubra. A mí se me presentó un problema y no puedo asistir. De paso, hable con el gerente la empresa nueva e invítelo a almorzar que yo le repongo luego el dinero ¡Oh! ¿Y ahora quién podrá defenderme?

Lamentablemente el Chapulín Colorado es un personaje ficcionado y como si fuera poco su creador ha muerto. ¡Lo siento!

En verdad, todo lo anterior sucede. En ocasiones nos comportamos como víctimas y le permitimos al destino actuar sobre nosotros con libre albedrío. El no reconoce si tú eres hombre o mujer, si eres académico o analfabeta, pobre o rico; Él, como los algoritmos de internet, solo cumple una función aleatoria en busca de un resultado sin importar que sea bueno o malo, Como interpretemos tal resultado, dependerá únicamente de nosotros, mejor dicho… de nuestra actitud.

A lo que me refiero sin dar más vueltas, porque creo que nos estamos aburriendo ya con el tema, somos los únicos responsables de lo que llegue a nosotros, porque aunque la ley de la atracción, o El Secreto como lo conocen muchos, está muy cuestionado; en realidad, nuestro comportamiento atrae consecuencias que pueden ser muy positivas o muy negativas, pero eso, mis queridos amigos es una decisión de cada uno e individual

Los magos hacemos aparecer y desaparecer cosas, transformamos una cosa en otra completamente diferente, manipulamos la interpretación, pero solo el espectador domina su capacidad de asombro.

Ya para resumir y terminar, #LaMagiaDeLaActitud  manipula nuestra capacidad de interpretación, pero sólo nuestro público interno, la capacidad de asombro y su intensidad depende únicamente de nuestro ser más íntimo e interior, dicho de otra forma: “#Si yo cambio, todo cambia”

¿Tú quieres cambiar?

 

MAGÁNDERSON

Anderson Restrepo Arango

Es genial poder compartir con personas como Deivi Granda, Experto en el mundo metafísico quien tiene el exitoso programa La Llave de los Secretos en el canal Local CNC Medellín, temas de magia e ilusionismo como entretenimiento y herramienta para comunicar

En el programa pudimos contarle al público que la magia y el humor se integran para estimular la capacidad de asombro de su espectadores, y saber un poco sobre magos contemporaneos.

Pudimos comprender que la única diferencia entre ilusionista y mago son las letras con las que se escriben

Y como si fuera poco comprendimos que la magia no sólo es para niños. Que los adultos juegan un papel importante en nuestros espectáculos

Que todos tenemos magia en nuestro interior, pero para llegar a ella debemos mirarnos hacia dentro

Inteligencia Emocional

Está de moda la palabra inteligencia emocional y mucha gente la utiliza quizá sin conocer la profundidad del tema, porque inteligencia emocional va mucho más allá de hacer o practicar ejercicios para sentirse bien.

Primero creo que es importante comprender  que significa la palabra inteligencia, que suele ser confundida a menudo con intelecto.

De todos modos ni la persona inteligente, ni el intelectual pueden, de buenas a primeras mejorar su calidad de vida si antes no se echa un vistazo en sus interiores (sus adentros)

La diferencia entre inteligente e intelectual es que el primero siempre pone en práctica lo que aprende buscando simplificar su vida, mientras que el intelectual, se llena de información y no siempre pone en práctica sus conocimiento; el inteligente, reconoce su personalidad y hace lecturas de su entorno para escoger lo que a su parecer es la mejor opción, mientras que el intelectual se deja llevar la mayoría de las veces por su ego y deseo.

Con todo esto, a lo que quiero llegar es a la diferenciación entre uno y otro: el inteligente  busca la forma para vivir adecuadamente y en procura de la felicidad. El intelectual considera que con el conocimiento ha llegado al paraíso  y se deja llevar, muchas veces, equivocadas opiniones aportadas por la teoría académica. Sin embargo es mi obligación aclarar en este punto que la educación académica es fundamental, pero combinada con la praxis + el análisis +  comprensión + conclusión * transferencia del conocimiento = al conocimiento funcional.

Aquí viene el final y remate de este cuento. La inteligencia está clasificada en: (I. A.) inteligencia abstracta; (I.C.) Inteligencia Concreta; (I.S.) Inteligencia Social. Si podemos caminar entre estas inteligencias aun sin hacerlo a profundidad, ya estamos usando la inteligencia emocional que al final de cuentas significa comprender lo que pasa en nuestro entorno y nos  ayuda  a tomar decisiones al respecto con el objetivo de mejorar de manera ascendente y sostenida.

En resumidas cuentas: Inteligencia Emocional, es la capacidad de controlar tus emociones primarias, lo que te convierte en mejor ser humano.

Veamos el siguiente vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=7Ax_n7CZRCg

 

Anderson Restrepo Arango

  MAGANDERSON

http:www.maganderson.com