¿Alguna vez has asentido que las cosas no van bien? ¿Alguna vez te has comparado con amigos, colegas o familiares y has notado que ellos han progresado más que tú? Seguro algún día por pereza no te has vestido de la forma que te gusta, o peinado de la manera en que sientes mayor conexión contigo mismo o contigo misma y de seguro, por alguna casualidad de la vida, ese día te visitaron los clientes más importantes, te topaste…